Señales para saber que tu piel necesita cuidado…

 

La piel, se renueva automáticamente, te envía señales para que le vuelvas a poner empeño a su cuidado y algunas de éstas señales son las siguientes:

 

Cómo saber si tu piel necesita cuidado.

1. ¡Ojo con el estrés! No sólo puede causar acné, sino afectar la textura y capacidad de regeneración de la piel. Canalízalo haciendo ejercicio, meditando o divirtiéndote con tus amigas. Si los brotes continúan, agenda una cita con el dermatólogo.

2. La exfoliación es la mejor manera de eliminar las células muertas de la cara, sólo recuerda que hacerlo con demasiada frecuencia puede causar irritación. Si tienes la piel sensible, hazlo una vez a la semana; si tu cutis es más bien graso, dos veces es lo ideal.

3. No por nada se dice beauty sleep. Dormir ocho horas al día ayuda a que la piel luzca rejuvenecida, descansada y luminosa. ¡Anótalo en tus prioridades!

4. Durante la noche, la piel está más receptiva a los tratamientos, así que aprovecha para consentirla con productos como L’Bel Nocturne Sérum, que activan y potencian el proceso natural de reparación de tu piel.

5. Los labios son 200 veces más receptivos que las yemas de los dedos. Manténlos humectados aplicando un bálsamo con protección solar antes o después del lipstick.

6. Un estudio realizado por la Universidad de Monash en Australia sugiere que las personas que consumen más verduras y aceite de oliva –y disminuyen la ingesta de azúcar y lácteos– tienen la piel menos arrugada en edades maduras.

7. Romper las cápsulas de vitamina E para aplicarlas en la cara no es tan efectivo como quisiéramos pensar. Fueron creadas para dar resultados al ingerirse, así que mejor comencemos a tomarlas.

8. El mejor momento para aplicar aceites –tanto faciales como corporales– es cuando la piel está mojada, ya que el agua permite que los nutrientes se absorban mejor sin dejar una sensación grasa.

9. Las pecas son el resultado de la exposición de la piel a los rayos del sol. Eso sí, no todas las pieles son igual de delicadas o suceptibles, por lo que hay personas en las que este fenómeno es mucho más notorio. Aunque el sol es una de las causas, la genética tiene mucho que ver y quien las tiene puede tratar de eliminarlas via cremas aclarantes, retinoides y tratamientos láser.

Comentarios de Facebook

Post Relacionados

Déjame un Comentario